Consejos y curiosidadesSalud y belleza

6 cosas que el Ácido Hialurónico puede hacer por ti

Te levantas por la mañana y tu crema facial lleva ácido hialurónico. El colágeno que toma tu compañero de piso, también. Abres el botiquín y te lo encuentras en un gel cicatrizante. Y las gotas de los ojos de tu amiga, ¡lo contienen! Pero lo último es el tratamiento estético de tu vecina, que te dice que se ha puesto ácido hialurónico. ¡Y a la tu abuela se lo han infiltrado en la rodilla! ¡¡Está por todos lados!!

Pero…¿Qué es eso de ácido hialurónico?

Pues lo primero que tenemos que saber es que es un poco menos raro de lo que parece, ya que lo tenemos en el cuerpo de forma natural. Esto hace que el ácido hialurónico tenga una aceptación excelente por nuestro organismo. Al envejecer, su proporción en el cuerpo va disminuyendo.

Vale, ¿y que tiene para ser tan popular? Sencillo: retiene agua, ese componente fundamental que vamos perdiendo al envejecer…y que es la solución de tantos problemas. También tiene un efecto regenerador sobre los tejidos, lo que es igualmente importante.

El ácido hialurónico se puede formular de diferentes maneras, consiguiendo partículas más o menos grandes. Los geles reticulados, por ejemplo, aplicados sobre la piel se quedan en la superficie (no pueden atravesarla) y si se inyectan, son perfectos como “relleno”, aunque con el tiempo serán eliminados del cuerpo.

Si se formula como partículas más pequeñas (como en las cremas), pueden llegar a capas más profundas de la piel. Allí, se mezclará con el ácido hialurónico presente en nuestro cuerpo y promoverá la síntesis de colágeno, contribuyendo a mantener una buena hidratación y al efecto antienvejecimiento.

En cuanto a sus usos médicos, el ácido hialurónico es estupendo para hacer gotas humectantes oculares, ya que mantienen los ojos hidratados y ayudan a regenerar los tejidos “resecos”. Lo mismo pasa en el caso de los geles cicatrizantes (de heridas o encías), donde tiene un efecto cicatrizante y ayudan con el dolor. Por otro lado, las infiltraciones de ácido hialurónico se están haciendo cada vez más populares. En las articulaciones, este compuesto contribuye a disminuir el dolor y regenerar el cartílago.

Tomado de forma oral, puede contribuir a prevenir lesiones en deportistas, prevención de arrugas y enfermedades articulares, aunque en este caso su efecto está menos claro, ya que la asimilación oral es difícil.

Así que, milagro o no, el ácido hialurónico ha llegado a nuestras vidas ¡y parece que para mejorarlas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *