Consejos y curiosidadesCuidar tu visiónGafas y lentillasÓptica

Filtros de luz azul: ¡SOLUCIONES EN LA ERA DIGITAL!

Como vimos en la entrada anterior, estamos rodeados de dispositivos electrónicos con pantallas. Es nuestro estilo de vida, y el que nos gusta, pero nuestros ojos no están del todo preparados para el ritmo que llevamos: los notamos cansados, secos, molestos… y lo que es peor, es posible que a largo plazo, nuestra visión se deteriore por el exceso de luz azul.

Por suerte, ¡tenemos varias soluciones! En los últimos años han surgido distintos medios para evitar la sobreexposición a la luz azul:

  • Filtros para dispositivos digitales: De aspecto similar a los protectores de pantalla, se colocan en los ordenadores, tablets y móviles para reducir la emisión de luz azul.
  • Filtros de reflexión para gafas: se trata de una capa aplicada en la superficie de la lente que refleja parte de la luz azul que le llega. Como consecuencia, produce reflejos con cierto tono morado que la persona que las lleva no ve pero sí los que le miren. Estos filtros también producen una pequeña alteración de los colores, haciendo que los blancos se vean un poco amarillentos. En general, esto no supone ningún problema salvo en el caso de trabajar con colores (dentistas que hagan blanqueamientos, diseñadores gráficos…)
  • Filtros de absorción para gafas: las lentes que los llevan son capaces de retener parte de la luz azul que pasa por ellas. Son algo más eficaces que los filtros de reflexión y no generan los reflejos morados. Sin embargo, siguen alterando un poquito los blancos.
  • Filtro CSR: utilizado por la Profesora Celia Sánchez Ramos, es el que más luz azul nociva para. Sin embargo, tiene una coloración amarilla claramente apreciable, por lo que es la opción menos estética de las disponibles.
En esta foto, podemos apreciar cómo estos filtros aportan un ligero tomo amarillento a la visión. De izquierda a derecha tenemos el filtro CSR, el de reflexión y el de absorción.

Como conclusión, tenemos que tener en cuenta:

  • La luz azul es necesaria y buena, es la sobreexposición lo que puede ser dañino.
  • Según parece, la luz azul puede producir daño en nuestras retinas, aunque aún no hay estudios concluyentes en humanos.
  • Existen varias opciones que nos permiten protegernos, las cuales se aplican a los dispositivos o a las lentes de nuestras gafas.
  • Aunque la eficacia de estos filtros aún no se puede estudiar en la población (son demasiado recientes), es cierto que muchas de las personas que los han probado dicen notar los ojos más descansados que antes tras el uso de pantallas electrónicas.

En la óptica Juan XXIII disponemos de las tres opciones de filtros de luz azul para lentes que hemos comentado. Acércate y te enseñaremos muestras y te asesoraremos para que escojas la mejor opción que se adapte a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *